La Policía Local es un instituto armado de naturaleza civil, jerárquico y cuya Jefatura ostenta la primera autoridad local.

La Ley Orgánica 2/1986 reconoce expresamente la pluralidad policial al determinar en su articulo 1.4 que “el mantenimiento de la seguridad pública se ejercerá por las distintas Administraciones Públicas a través de las Fuerzas y cuerpos de Seguridad”.
A este respecto la Ley Orgánica 1/1992 de 21 de Febrero, sobre Protección de la Seguridad Ciudadana tiene como finalidad la de asegurar la convivencia ciudadana, la erradicación de la violencia y la utilización pacifica de las vías y espacios públicos, así como la prevención de la comisión de delitos y faltas.
La Ley Orgánica 2/1986 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad estableció que la Policía es un Cuerpo policial que depende de las Corporaciones Locales. Los principios básicos de actuación de los miembros de las fuerzas y cuerpos de Seguridad están recogidos en el articulo 5 de la Ley Orgánica 2/1986.Según el articulo 53 del citado texto legal, los cuerpos de Policía Local deberán ejercer las siguientes funciones:
.- Proteger a las autoridades de las Corporaciones Locales y vigilancia o custodia de sus edificios e instalaciones.
.- Ordenar, señalizar y dirigir el tráfico en el casco urbano, de acuerdo con lo regulado en las normas de circulación.
.- Instruir atestados por accidentes de circulación dentro del casco urbano.
.- Policía administrativa, en lo relativo a las Ordenanzas, Bandos y demás disposiciones municipales dentro del ámbito de su competencia.
.- Participar en las funciones de Policía Judicial.
.- La prestación de auxilio en los casos de accidente, catástrofe o calamidad pública, participando, en la forma prevista en las leyes, en la ejecución de los planes de Protección Civil.
.- Efectuar diligencias de prevención y cuantas actuaciones tiendan a evitar la comisión de actos delictivos en el marco de colaboración establecido en las Juntas Locales de Seguridad.
.- Vigilar los espacios públicos y colaborar con las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado y con la Policía de las Comunidades Autónomas en la protección de las manifestaciones y en el mantenimiento del orden en grandes concentraciones humanas, cuando sean requeridos para ello.
.-Cooperar en la resolución de los conflictos privados cuando sean requeridos para ello.