Se construirá una plataforma única para una movilidad urbana sostenible y una inversión de 1.026.840 €.

Hoy se ha presentado el proyecto de Remodelación para la Movilidad Urbana Sostenible de las calles Gabriel Payá, José Perseguer y Cánovas del Castillo, lo que popularmente se conoce como Derrocat, con una inversión que supera el millón de euros.

La alcaldesa, Irene Navarro, ha señalado que se trata de un proyecto emblemático que forma parte de la estrategia de revitalización y modernización de una zona importante de Petrer y que generará una gran transformación del centro urbano de la ciudad, ya que además supone una pieza clave en el diseño del Petrer del futuro.

Las tres calles sobre las que se va a actuar han tenido históricamente un papel de vía principal de la ciudad, al enlazar el núcleo histórico con los hitos urbanos que han definido el crecimiento de la ciudad. El planteamiento del Equipo de Gobierno es reforzar el papel protagonista en la vida de la localidad de estas calles con una transformación que “refuerce su papel como espacio para el encuentro y la convivencia, así como eje comercial y de servicios”, ha señalado Irene Navarro.

El concejal de Urbanismo, Fernando Portillo, explica que la remodelación de estas calles «forma parte de un proyecto global para toda la zona que incluye la mejora de la movilidad peatonal y del tráfico, la creación de espacios para la convivencia ciudadana, la reactivación del comercio y el desarrollo del potencial turístico«.

Portillo ha explicado que las obras van a consistir en la construcción de una red de recogida de aguas pluviales (actualmente carecen de esta infraestructura); se va a sustituir la red de aguas residuales (la actual data del año 1972 y tiene casi cincuenta años); la renovación de la red de agua potable (la actual es de fibrocemento y con escasa profundidad); la canalización de la red de alumbrado público y la sustitución de luminarias; la pavimentación con plataforma única y la instalación de mobiliario urbano.

El planteamiento urbano para estas calles con la creación de una plataforma única permitirá el uso de la misma por parte tanto de peatones como de vehículos. De esta forma, quedarán abiertas diversas alternativas para la misma. Incluso se podrían alternar los usos y la regulación entre vehículos y peatones en función de las necesidades, épocas del año u horarios. Además, habrá un punto de recarga para vehículos eléctricos y todo el mobiliarios urbano será desmontable para hacerlo compatible con los eventos y los desfiles de las fiestas de Moros y Cristianos.

De hecho, la parte peatonal va a ganar peso con espacios más amplios y se va a cambiar la dirección de la calle Leopoldo Pardines, que será de subida en lugar de bajada como es actualmente, y el paseo de la Explanada será de una sola dirección.

Este proyecto parte de un plan estratégico después del estudio elaborado por la Universidad de Alicante para la revitalización de la zona centro, y se van a seguir poniendo medidas para que este eje se actualice y esté a la altura de otras zonas de la población”, ha indicado Portillo.

WordPress Video Lightbox Plugin