Se abre el periodo de inscripciones en para los turnos semanales de 10 personas.

Prevenir todo tipo de incendios forestales en el término municipal de Petrer, ampliándolo a poblaciones limítrofes: Castalla, Sax y Agost, incluidas en el Paisaje Protegido Serra del Maigmó i Serra del Sit, es uno de los objetivos de este programa de voluntariado que pone en marcha, un verano más, la concejalía de Medio Ambiente.

El programa se llevará a cabo entre del 2 al 27 de agosto, en turnos semanales y en grupos de 10 personas por semana, cumpliendo todos los protocolos de seguridad determinados por las autoridades sanitarias respecto al Covid 19.

El concejal del área, Fernando Díaz, ha indicado que “este programa es importante porque refuerza las labores de vigilancia sobre nuestro paraje natural”, ha recordado que es el “más longevo con más de 25 años” y ha agradecido a las personas que “dedican una parte de su tiempo de ocio en verano para una causa solidaria como es proteger nuestro medio ambiente”.

Esta actividad se plantea con el fin de poder contar con personal voluntario realizando tareas de vigilancia en terrenos forestales durante los días laborables del mes de agosto, la época considerada de especial riesgo de incendios. Más de la mitad del término municipal de Petrer, concretamente 5.678 hectáreas, son terreno forestal. De ahí la importancia de su protección. “Somos el corazón ecológico del Vinalopó y tenemos una gran joya que tenemos que cuidar y preservar a toda costa”, ha indicado Díaz.

El programa que se pone en marcha y para el que ya se han abierto las inscripciones en el mail plantea.caracol@hotmail.com, o en los teléfonos 966 311 473 o 661 150 579, se compone de grupos de 10 voluntarios acompañados de dos monitores por quincena, que se establecen alternativamente por semanas en el área recreativa Finca Ferrussa y en el Campamento de Caprala como campo base, y desde donde se realizan las salidas de las rutas de vigilancia.

El coordinador de programa, Daniel Oliver, de la empresa medioambiental Planeta Caracol, ha explicado que se organizan turnos rotatorios de los voluntarios a fin de realizar rutas a pie, vigilancia en puntos estáticos elevados, rutas con vehículos que visitan especialmente las áreas recreativas y personal que permanece en el campo base para atender a visitantes, personal de vigilancia, etc.

Además, se realizan actuaciones de coordinación con las distintas entidades competentes en materia de vigilancia y prevención de incendios (Bomberos, Seprona, agentes medioambientales, etc.), así como con otros grupos de voluntariado que puedan operan en la zona; se proporciona a los nuevos voluntarios una formación básica en prevención de incendios, legislación, comunicaciones, primeros auxilios, etc. y a la vez una formación complementaria con contenidos de interés para generar inquietudes de protección del medio ambiente.

La inscripción de voluntarios está abierta a todo tipo de personas, habiéndose integrado en años anteriores personas con discapacidad, siempre que la misma no impida el desarrolla de las actividades que realizan los voluntarios.

WordPress Video Lightbox Plugin