La piscina cubierta permanecerá abierta durante el verano para acoger los cursos intensivos de natación

El próximo viernes 25 de junio abrirán sus puertas las piscinas de verano del Polideportivo Municipal, que permanecerán abiertas hasta el 5 de septiembre, con un aforo limitado de 200 personas en base a las restricciones sanitarias marcadas por la Consellería de Sanidad y Salud Pública para frenar la expansión de la pandemia.

La edil del área, Patricia Martínez, ha explicado que “este año, muy a nuestro pesar, sigue habiendo restricciones por la pandemia, aunque mucho más flexibilizadas que el año pasado”. En ese sentido, Martínez ha señalado tres cambios muy significativos con respecto al verano pasado. Por una parte, la limitación de aforo, que se ha ampliado al 75% de la capacidad total de la instalación, lo que supone un total de 200 personas de manera simultánea, frente a las 100 del verano de 2020. Por otra parte, no será necesario la reserva de cita previa por teléfono, ya que “viendo el histórico de años anteriores a la pandemia, hay pocos días que se suele superar la cifra de 200 personas al día”, ha matizado la concejala, que ha añadido que, si durante el verano se viera que es necesario, se volvería a implantar el sistema. Lo que sí que habrá será un teléfono a disposición de los usuarios (687 22 48 10) para saber en cada instante cuánta gente hay en la piscina.

Como tercer cambio significativo, ha destacado la apertura de los vestuarios y la zona de duchas, a un 50% de su aforo.

Además de estos cambios significativos con respecto al 2020, se mantienen una serie de medidas de prevención para evitar la difusión del virus y su exposición por medio de cartelería entre las que se encuentran: obligatoriedad de mantener la distancia de seguridad, obligación de acceder a la instalación con mascarilla y uso de gel hidroalcohólico, a lo que se suma el operativo de limpieza y desinfección de la piscina, con dos limpiezas diarias: una previa a la apertura y otra al cierre de la instalación.

En cuanto a los horarios, de lunes a viernes será de 12.00 a 20.30 horas, de manera ininterrumpida. Y los fines de semana y días festivos, de 11 a 20.30 horas, también en horario corrido, a diferencia del año anterior, donde la piscina cerraba en horario de mediodía.

El precio de la entrada para los menores de edad es de 2 euros y para adultos de 3 euros. Debido a las restricciones de aforo actuales, no se procederá a la venta de abonos, al no poder asegurar la entrada a la instalación al haber un máximo de usuarios.

La edil de Deportes ha querido matizar que “dependiendo de la evolución de las medidas actuales dentro de las instalaciones deportivas, a lo largo del verano se valorará la posibilidad de ampliación de aforo”, lanzando un llamamiento de “responsabilidad para cumplir con las medidas sanitarias establecidas para que podamos seguir manteniendo el virus lo más alejado posible”.

PISCINA CUBIERTA DE SAN FERNANDO

La concejala ha querido destacar que, a diferencia del verano pasado, cuando la piscina cubierta de San Fernando estuvo cerrada, este año también permanecerá abierta, acogiendo los cursos intensivos de natación, “con lo que las piscinas de verano serán solo para uso recreativo”.

WordPress Video Lightbox Plugin