La Policía Local de Petrer anuncia más vigilancia en áreas recreativas y diversos puntos de la población tras detectarse un incremento de botellones y suciedad durante el pasado fin de semana, el primero sin toque de queda y, por lo tanto, sin limitación de horarios nocturnos.

La voz de alarma la ha dado el concejal de Medio Ambiente, Fernando Díaz, que ha informado que Ferrusa apareció el domingo por la mañana con numerosas botellas de alcohol, botes de cerveza y refrescos vacíos; bolsas y otros desperdicios, en las mesas de la zona de pic-nic del área recreativa. Al parecer, Petrer no ha sido diferente a otros municipios donde el decaimiento del toque de queda ha provocado un incremento de botellones y de conductas incívicas. “El problema viene cuando finaliza la jornada del guarda contratado por el Ayuntamiento para vigilar el área recreativa. Es cuando se producen estos botellones y se hace un mal uso de las instalaciones”, ha indicado el regidor.

Tras mantener una reunión con el concejal de Seguridad Ciudadana, Pablo Lizán, y los mandos policiales, se ha acordado intensificar la vigilancia y sancionar este tipo de conductas en base a la ordenanza de convivencia aprobada hace unos meses por el Ayuntamiento. “Vamos a extremar las medidas para que se respeten los espacios públicos y evitar este tipo de conductas incívicas que nos avergüenzan a todos”, ha indicado Lizán.

Además del área recreativa de Ferrusa, también se va a extremar la vigilancia sobre otros puntos considerados “negros” de botellón con el fin de evitar de mantener el control sobre los mismos. Lizán ha señalado que “la vuelta progresiva a la normalidad no puede conllevar que se vuelva también a conductas y actitudes que no están permitidas, y es por ello que vamos a hacer un esfuerzo añadido para evitarlas”.

 

WordPress Video Lightbox Plugin