El martes se procedió a la renovación del convenio anual de colaboración entre Caixapetrer, los Ayuntamientos de Petrer y Elda y la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (ADEAC) para dar continuidad al proyecto Ecoescuelas en tres colegios eldenses y otros dos petrerenses.
La alcaldesa de Petrer, Irene Navarro, el presidente de Caixapetrer, José María Beltrán, y la concejala de Medioambiente de Elda, Sara López, que sustituyó al primer edil Rubén Alfaro por estar convaleciente, rubricaron la firma del nuevo convenio. Al acto asistieron Sabina Sendra y Fernando Díaz, concejales de Educación y Medioambiente de Petrer, además de los responsables de los centros escolares.
Esta iniciativa, surgida en el seno del Laboratorio de Cultura y Educación de la Obra social de Caixapetrer ha cumplido ya un año. Desde el inicio han participado los centros educativos 9 d’Octubre y Reyes Católicos, de Petrer, y Juan Rico y Amat y Pintor Sorolla, de Elda, sumándose en 2019 el colegio Miguel Hernández. Durante los primeros 12 meses se han realizado multitud de actividades ligadas al ahorro de energía, sensibilización sobre el reciclaje, reutilización de materiales y reducción de residuos.
Además, se ha diseño una marca propia bajo la denominación “Écola”, con el eslogan “hazte eco”, que engloba todas las actuaciones llevadas a cabo a lo largo del pasado curso como la potenciación de la utilización de táper y botellas rellenables, el cuidado y mantenimiento de los huertos escolares, talleres en el aula sobre cambio climático, salidas y excursiones para conocer el entorno natural, el apadrinamiento de pingüinos en la Antártida o el fomento del uso de la bicicleta y el patinete.
Las entidades firmantes se comprometen a seguir coordinándose en la ejecución de las medidas necesarias para que los centros educativos inscritos consigan la certificación de Ecoescuelas. Este programa impulsado por la Fundación de Educación Ambiental, de la que forma parte ADEAC, tiene una duración total de tres años y en él participan más de 49.000 centros educativos en 59 países, mayoritariamente europeos. Su metodología es eminentemente participativa y fomenta un aprendizaje basado en la acción. Los colegios trabajan en colaboración con sus municipios para mejorar su entorno, cumpliendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 21.
Un Comité Ambiental, elegido por la comunidad escolar, se encarga de coordinar en cada colegio la implantación de un Plan de Acción y de un Código de Conducta a partir de una Ecoauditoría interna, conforme al Sistema de Gestión Ambiental y Ecoauditorías (EMAS) aprobado por la Unión Europea.