Antonio Payá, que ha fallecido a la edad de 102 años, fue el impulsor de la Residencia geriátrica La Molineta de Petrer.

A partir de hoy a las 13 horas las banderas del edificio consistorial ondearán a media asta. Así lo ha decidido el Ayuntamiento de Petrer, que ha decretado un día de luto oficial por la muerte del médico Antonio Payá, quien en 2016 recibió el título de Hijo Predilecto de Petrer.

Fernando Portillo, alcalde en funciones, ha expresado que “desde el Ayuntamiento de Petrer queremos hacer público nuestro pésame a la familia”. Asimismo, ha querido aprovechar para “reconocer su enorme labor tanto en el ámbito profesional como médico así como esa labor incansable para hacer posible la apertura de La Molineta”. Portillo ha subrayado de él que “ha tenido una implicación más allá de lo profesional en la parte social del municipio”.

Antonio Payá fue el impulsor de la residencia geriátrica La Molineta cuando en el año 2003 Petrer todavía carecía de un centro para la tercera edad. En el acto-homenaje de Hijo Predilecto, en mayo de 2016, el propio Payá declaró “Y fue esa necesidad la que me hizo luchar por conseguir que se construyese una residencia en mi pueblo, una residencia que se ha convertido en la gran ciudad de los ancianos”.

El sepelio tendrá lugar mañana, miércoles 31 de julio, a las 11 horas en la Parroquia de San Bartolomé. Hasta ese momento, su cuerpo descansa en la sala 2 del Tanatorio Elda-Petrer.