Comportamiento ante un Accidente de Tráfico

El accidente con solo daños materiales es sin duda el mas típico. Frecuentemente, no suelen derivar al ámbito penal, pero hay excepciones (esguinces cervicales, por ejemplo). Basta para ello una primera asistencia médica. Aquí se trataran los tres casos típicos. He aquí algunas de las abreviaturas usadas:

CIBA= Conducción Bajo la Influencia de Bebidas Alcohólicas.

SOA = Seguro Obligatorio de Accidentes

ITV = Inspección Técnica de Vehiculos.

 

  1. A) Un vehículo estacionado se desplaza de su lugar y colisiona contra otro vehículo estacionado.

Parece obvio para el ciudadano de a pie calificarlo como «accidente» cuando se nos requiere en el lugar. Aunque parezca increíble, NO se trata de un accidente de tráfico, pues ninguna de las dos unidades está circulando. Aquí nuestra actuación se limita a una toma de datos y a comprobar documentaciones. Obviamente, el vehículo debidamente estacionado no tiene responsabilidad. El que si la tiene es el vehículo que abandona su estacionamiento por negligencia de su conductor al haberlo estacionado. El Agente actuante procedería a sancionar a este vehículo a tenor de lo dispuesto en el Reglamento General de Circulación.

  1. B) Un vehículo estacionado sufre desperfectos por parte de otro vehículo que circula por la vía.

Aquí pueden darse dos situaciones. La primera, que el conductor no se percate de los daños que ha ocasionado y prosiga su marcha. Esto suele ocurrir cuando se trata de vehículos grandes. O puede ocurrir que sea consciente de la situación y opte por marcharse sin dejar sus datos o, sin comunicar el hecho a la Policía Local. Aquí serán de vital importancia los posibles testigos.

  1. C) Una sola unidad de tráfico implicada.

Este supuesto puede darse y dependiendo de su resultado, se podrán instruir diligencias o confeccionar un simple informe por nuestra parte, si se producen daños al mobiliario urbano o a la propiedad privada. Al producirse nuestra intervención, resulta obvio pensar que tanto la documentación personal como la del vehículo implicado, serán examinadas corrigiéndose todas aquellas carencias que se observen extendido el pertinente boletín de denuncia (ITV, S.O.A, permiso de conducción, CIBA).

  1. D) Dos o mas unidades de tráfico sufren desperfectos con motivo de la circulación.

Aquí caben todos los supuestos anteriormente mentados en el apartado C) además de otros de muy diversa índole. Ante todo cabe observar una serie de reglas que nos ayudaran a resolver el conflicto.

d1)La regla de oro es, no perder los estribos. Salir del vehículo y tomarlo con calma. Si hay heridos que precisen asistencia médica, pueden llamar directamente al 112 ( Centro de coordinación de emergencias) o a la Cruz Roja. Si llaman directamente a la Policía Local, nuestra central llamará a los servicios de urgencias médicas.

d2) No mover los vehículos de la vía pública. La posición final de los mismos es determinante para esclarecer las causas del siniestro.

d3) No mover a los heridos. Los movimientos inadecuados pueden causar paraplejías o tetraplejias, según existan lesiones en la zona lumbar o en la zona cervical. Si hay un motorista tendido en el suelo, no lo muevan ni le quiten el casco. Podrían provocar una tetraplejia severa.

d4) Cuando requieran la presencia policial, no se pongan nerviosos y faciliten toda la información que se les pida. La misma es vital para una mejor coordinación del servicio (calle o cruce de calles, número de implicados, si hay o no heridos….etc).

d5) No caigan en la tentación de amañar manifestaciones o alterar el escenario del accidente. La premisa a seguir es que SE ES INOCENTE MIENTRAS NO DE DEMUESTRE LO CONTRARIO. Y esa es nuestra misión, esclarecer los hechos y determinar posibles responsabilidades. Las armas legales para ello no son otras que la propia legislación aplicable.