La alcaldesa solicitó a la Delegada del Gobierno la colaboración de las fuerzas armadas para proteger a los profesionales y usuarios del geriátrico tras el último rebrote de positivos por COVID.

Una veintena de militares del Regimiento NBQ (Nuclear, Biológica y Química) con el capitán Domínguez al frente se han desplegado esta mañana en la residencia geriátrica La Molineta para proceder durante dos días a la desinfección de sus instalaciones.

El operativo se ha puesto en marcha en coordinación con la directora de la residencia, Julia Rico, y tras las gestiones de la alcaldesa, Irene Navarro, que solicitó a la Delegada del Gobierno en la Comunidad Valenciana la colaboración de las fuerzas armadas para “desinfectar el interior de las instalaciones y proteger con ello a los residentes y trabajadores”, ha indicado.

El amplio operativo desplegado por los militares de este regimiento, con base en Paterna (Valencia), permitirá de forma coordinada hacer una desinfección con productos químicos de todo el interior para “tratar de eliminar cualquier resto y frenar así los contagios en el que es, ahora mismo, uno de los puntos sensibles que más nos preocupa”, ha indicado la alcaldesa.

La alcaldesa ha agradecido la labor de los efectivos y la rápida respuesta que obtuvo de las autoridades tanto civiles como militares lo que “pone de manifiesto que la coordinación y la unión de esfuerzos nos está haciendo ser más fuertes y así poder enfrentarnos mejor a este gran reto que es controlar el avance de la pandemia”.

WordPress Video Lightbox Plugin