La concejalía de Patrimonio Histórico ha dado a conocer los resultados del estudio del Georradar en el centro histórico y las zonas de ensanche

La concejalía de Patrimonio Histórico ha anunciado que está preparando un proyecto para excavar la entrada al refugio antiaéreo de la plaça de Baix, un paso previo a la remodelación integral de esta plaza prevista para los próximos meses con cargo al remanente de tesorería.

Una intervención motivada por el deficiente estado de conservación que presenta la misma y al peligro que supone el estado del arbolado, ya que varias ramas de gran tamaño cayeron el año pasado con el consiguiente peligro para los viandantes.

El paso de los años, las reformas efectuadas desde mediados del siglo XX en la plaza y las reparaciones de los servicios urbanos y la calzada debido, sobre todo, a las raíces de los árboles y al tráfico rodado, pueden haber afectado perjudicialmente al refugio antiaéreo. Como se desconoce las características del refugio y su estado de conservación, se hace necesario comprobar fehacientemente su estado y dimensiones para plantear su recuperación patrimonial o descartar la misma.

La intervención anunciada hoy por el concejal de Patrimonio Histórico, Fernando Portillo, se centrará en abrir la entrada conocida del refugio situada frente a la fachada principal de la iglesia y retirar el relleno y escombros de las galerías con metodología arqueológica y realizando una limpieza de las estructuras que lo requieran. Una vez finalizado el desescombro, se procederá a la obtención de un modelo 3D mediante fotogrametría que mostrará una imagen tridimensional del refugio en relación a la plaza, lo que facilitará su integración en el proyecto de remodelación de la misma.

La localización de estas estructuras ha formado parte de un proyecto más amplio realizado en la población durante las últimas semanas cuyo fin era buscar estructuras arqueológicas en el subsuelo del centro histórico y las zonas de ensanche. El estudio lo ha realizado Jesús García Sánchez, arqueólogo vinculado al Instituto de Arqueología de Mérida del CSIC especializado en este tipo de intervenciones.

Portillo ha indicado que, con respecto a la detección de estructuras relacionadas con refugios antiaéreos de la Guerra Civil Española, se han detectado algunos elementos que podrían servir de indicación para posteriores intervenciones. “Una de las primeras intervenciones que vamos a realizar es en el plaça de Baix para conocer el grado de conservación de este refugio y saber si puede hacerse visitable, antes de cualquier intervención en la renovación y mejora de la plaza”, ha subrayado.

Otros elementos interesantes son los documentados en la plaça del Derrocat en la que se ha observado seguramente estructuras pertenecientes a las antiguas construcciones demolidas que dan nombre al área. Además, en esta zona, hay presencia de un elemento metálico en profundidad. Este elemento posee un gran tamaño y podría tratarse de munición de la Guerra Civil. También la prospección del área denominada Ciudad sin Ley ha deparado igualmente hallazgos, comenzando por las infraestructuras habituales a escasa profundidad, han podido también observarse zonas de rellenos, igualmente indicadas por los trabajadores de las fábricas de armas.

El trabajo de campo ha abarcado las siguientes vías: plaças de Baix y Dalt, las calles Major, Església, Cánovas del Castillo (Derrocat), Sancho Tello, Alcalde Nicolás Andreu y avda. Joaquín Poveda (Ciudad sin Ley).

WordPress Video Lightbox Plugin