Se trata de un documento que contiene las líneas principales de trabajo por si se detecta un nuevo brote de la pandemia en la ciudad

La concejalía de Igualdad e Inclusión Social ha elaborado un Plan de Contingencia frente a la posibilidad de que pudiera aparecer un rebrote del coronavirus en la ciudad. Se trata del primer documento, pero el equipo de Gobierno trabaja desde todas las áreas para tener un plan que las abarque a todas ellas.

La edil del área, Ana Tortosa, ha señalado que el Plan de Contingencia está basado en una evaluación de los riesgos que “nos va a permitir identificar las medidas y acciones concretas que se deben tomar para afrontar de la manera adecuada y efectiva los posibles incidentes y/o estados de emergencias que pudieran ocurrir tanto dentro de las instituciones como fuera de ellas”.

El objetivo es tratar de minimizar cualquier posibilidad de exposición, propagación y consecuencia que tenga lugar si se produce una nueva oleada o un rebrote puntual del Covid-19. “Anticiparnos en la medida de lo posible a un escenario futuro, identificando las necesidades de trabajo, describiendo los posibles riesgos, detectando actividades que se hayan podido ver comprometidas para adaptarlas y priorizarlas, forma parte de este Plan”, ha indicado Tortosa. La edil lo ha resumido diciendo que “es un plan preventivo, predictivo y de reacción”.

Llegado el caso y si se detecta una oleada que pudiera afectar a toda la población a nivel interno, el Ayuntamiento prevé hacer 2 grupos de trabajo “burbuja” en días alternos, contando con profesionales de todas las áreas presencial y en teletrabajo, nombrando varios profesionales como responsables para una actuación rápida, en base a la siguiente estructura:

  • Responsable político
  • Responsable técnicos
  • Responsable de coordinación general
  • Responsable de coordinación COVID
  • Coordinador específico
  • Coordinadora Área Administrativa

Además, la puesta en marcha de dos teléfonos disponibles para llamar y realizar las demandas, con una respuesta inmediata en menos de 48 horas, y una evaluación permanente de todas las ayudas extra que se han ofrecido por el COVID, y se volverán a activar si fuera necesario, como la comida a domicilio, los vales del súper, la ampliación del SAD, o las ayudas de emergencia.

El Centro de Día que atiende a menores cuenta con su propio plan de protección y los profesionales, en caso de tener que cerrar el centro, realizarán seguimientos mediante llamada telefónica a los usuarios del centro.

En dependencia se está creando un protocolo de actuación y seguimiento a las personas mayores, sacando un listado de los mayores de 75 años que están solos para poder realizar seguimiento en todo momento.

Para las justificaciones de ayuda se están barajando opciones para que las personas no tengan que entrar al centro y se pueda realizar una desinfección de los documentos aportados.

La edil ha puesto el énfasis en la importancia de este plan que “es consecuencia de la experiencia que hemos acumulado en estos últimos meses desde que se decretó el estado de alarma” y, consecuentemente “vamos a mejorar determinados procesos y a incorporar aquellos nuevos que consideremos que pudieran ser necesarios a un documento que trata de ser la guía frente a una posible intervención que esperemos que nunca la tengamos que hacer”.

WordPress Video Lightbox Plugin