La actuación de desbroce en este tramo de 12.800 m², que es la primera vez que se lleva a cabo, da continuidad a la realizada el año pasado sobre 15.000 m² desde el puente de Felipe V hasta el del Guirney

Esta semana la concejalía de Medio Ambiente ha iniciado los trabajos de tratamiento y desbroce de la vegetación de 12.800 m² de superficie en la conocida como Rambla dels Molins, tramo urbano de 800 m. de la rambla que va desde el puente del Guirney hasta el viaducto de la autovía.

Según ha explicado el concejal del área, Fernando Díaz, “se trata de la primera vez que se lleva a cabo una actuación de desbroce tan importante y que, además, da continuidad a los trabajos que ya realizamos en septiembre del año pasado entre el puente de la avenida Felipe V y, precisamente, el puente del Guirney con el fin de revalorizar este espacio natural tan maravilloso con el que contamos en pleno casco urbano”.

La técnico de Medio Ambiente, M.ª José Gil ha explicado que estos trabajos, realizados por la misma empresa que ya realizó los trabajos anteriores -Viveros Baobab- y que cuentan con el visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Júcar, de la que depende esta infraestructura, “están orientados a conseguir un espacio más ordenado a través de aquella vegetación que no aporta riqueza al entorno y perjudica el desarrollo de la vegetación de ribera, que será la beneficiada”.

En concreto, la actuación, con un presupuesto de 6.000 euros, consiste en el desbroce de pastos y arbustivas en cauce hasta 8 m. del eje del mismo; la tala de arbolado de baja intensidad de pequeñas dimensiones, el refalde de vegetación de ribera, el clareo ligero en bosquetes y la retirada de los restos de vegetales para su retirada a vertedero autorizado.

Juan Estrada, técnico forestal de Viveros Baobab, ha subrayado que la Rambla dels Molins “es un sitio de alto valor ecológico y los trabajos no se limitan solo a un clareo, sino que hay que analizar qué tipo de vegetación tenemos”. También ha apuntado que esto “permite valorizar el entorno a nivel paisajístico”.

De este modo, aseguramos, por una parte, que la rambla cumpla con su función de corredor verde y las labores periódicas de limpieza y mantenimiento del cauce se puedan hacer con mayor eficacia; y, por otra, que un espacio natural que está dentro de nuestra ciudad esté en perfectas condiciones para su uso como lugar para pasear y practicar deporte”, ha añadido el concejal.

El edil también ha aprovechado para hacer un llamamiento a vecinos y visitantes “a cuidar estos entornos de gran riqueza medioambiental, evitando el vertido de cualquier tipo de residuos, sobre todo plásticos”. En ese sentido, Díaz se ha referido a las palabras de Juan Estrada sobre la cantidad de residuos plásticos encontrados.

Una vez finalicen los trabajos de desbroce, otra empresa también llevará a cabo los trabajos de limpieza y recogida de residuos plásticos y volátiles.

ACTUACIÓN ANTERIOR

En septiembre de 2020, la Concejalía de Medio Ambiente llevó a cabo la primera actuación extraordinaria de desbroce de la Rambla de Puça a su paso por la ciudad, concretamente en el tramo que va desde el Puente del Guirney hasta el puente de la avenida Felipe V. Se trata de un tramo de unos 400 metros de longitud con una superficie de actuación de 15.000 m².

Una actuación extraordinaria que no se llevaba a cabo desde hacía 16 años, ya que la Rambla es competencia de la Confederación hidrográfica del Júcar y desde el Ayuntamiento no siempre se había contado con el visto bueno de la Confederación para este tipo de actuaciones tan intensivas.

WordPress Video Lightbox Plugin