Irene Navarro impulsó en la institución provincial una iniciativa para actuar sobre este enclave cuyas instalaciones llevan abandonadas varios años

La alcaldesa de Petrer y diputada provincial, Irene Navarro, ha mantenido esta mañana una reunión en la institución provincial en la que ha participado el alcalde de Castalla, Antonio Bernabéu, con los diputados de Arquitectura,  Medio Ambiente e Infraestructuras, y responsables del Patronato Costa Blanca, para hacer un seguimiento del compromiso adquirido por el ejecutivo provincial en el pleno del 1 de diciembre pasado de establecer un plan detallado para la reactivación de las instalaciones de Xorret de Catí.

Y es que la propia alcaldesa fue la impulsora de una iniciativa, apoyada de forma unánime por todos en el pleno de Diputación, para buscar una solución a estas instalaciones que no tienen ninguna actividad desde hace años. En la reunión de hoy se ha hablado de transformar la zona en un espacio activo y de ocio en la naturaleza, y en hacer trazados accesibles para las personas con discapacidad. “Las ideas suenan bien pero hay que ver cómo encaja todo eso con el paraje natural protegido y, por otro lado, creo que debería haber una apuesta clara por recuperar y dar uso al antiguo hotel”, ha señalado Irene Navarro quien ha explicado que “vamos a abrir un proceso abierto y participativo, con colectivos de la zona relacionados con la montaña, pero también en el que cualquier vecino o vecina nos pueda hacer llegar su propuesta u opinión, para que nosotros a su vez lo traslademos junto a las propuestas técnicas del Ayuntamiento a la Diputación”.

Y es que a la alcaldesa y al alcalde de las poblaciones en las que está enclavado el Xorret de Catí, Petrer y Castalla, se les ha pedido que lleven ideas y sugerencias al respecto. “Soy una firme defensora de que este enclave natural tiene muchas posibilidades y que todas ellas deben pasar porque su uso esté en consonancia con lo que los amantes de la montaña buscamos”, ha indicado.

Respecto a la financiación del proyecto, de momento se va a presentar a la convocatoria de fondos europeos de sostenibilidad turística, pero Irene Navarro ha recordado que “el compromiso de la Diputación es que si finalmente no se logra el dinero de Europa se pueda hacer con recursos propios”.