El operativo se completa con efectivos de la Policía Autonómica y Guardia Civil, los servicios preventivos de Cruz Roja, Protección Civil y la coordinación con el parque comarcal de Bomberos

A dos días de que comiencen los Moros y Cristianos de Petrer, el operativo de seguridad y emergencias está completamente diseñado y todos los cuerpos están movilizados para el buen desarrollo de estas fiestas que congregan a miles de personas.

El operativo de seguridad cuenta con más de un centenar de agentes de la Policía Local y la Policía Nacional en los diferentes turnos cada día,  además de la colaboración de Protección Civil, la Guardia Civil, que velará, sobre todo, por el control en guerrillas y alardos donde se dispara pólvora, los servicios preventivos de Cruz Roja ante cualquier necesidad sanitaria y la coordinación con los efectivos del parque comarcal de Bomberos.

La semana pasada ya se celebró una Junta Local de Seguridad de Petrer y Elda, en la que se planificaron las grandes líneas de actuaciones para las fiestas de Moros y Cristianos de ambas poblaciones. El Comisario de la Policía Local, Antonio Amorós, ha señalado que “el despliegue en fiestas supone un refuerzo de casi el 100% de los efectivos que normalmente destinados en cada turno ya que hay que tener en cuenta que no dejamos de atender otras zonas de la población además de todo lo que es el circuito festero”.