El Museo también ha solicitado la certificación Safe Tourism, garantía de condiciones de prevención óptimas en esta situación de emergencia sanitaria

Obtener la “Q” de calidad turística antes de acabar el año y, de ese modo, convertirse en uno de los pocos museos a nivel estatal con esta certificación, es el objetivo que se ha marcado el Museo Dámaso Navarro.

Según ha indicado el director del Museo Dámaso Navarro, Fernando Tendero, “actualmente, en toda España, solo siete museos tienen esta certificación, entre ellos unos tan importantes y reconocidos por todo el mundo como el Museo Guggenheim de Bilbao o el Thyssen-Bornemisza de Madrid. Y también, curiosamente, de los siete tres están en la provincia de Alicante y son el MARQ de Alicante, el Museo de Alfarería de Agost y el Museu Valencià del Paper de Bañeres de Mariola”.

Para ello, el Museo está trabajando para adherirse al programa de calidad turística que otorga el Instituto de Calidad Turística Española (ICTE) y debe superar una auditoría a cargo de una empresa homologada. El objetivo de contar con esta certificación es garantizar la excelencia de la prestación de los servicios que se ofrecen al visitante, tanto en la propia visita al museo como en las diferentes actividades organizadas por la entidad museística.

Tanto para la adhesión al programa como para la realización de la auditoría, cuyo importante total asciende a 1.597, 45 €, el Museo Dámaso Navarro acaba de recibir una subvención del 50% de Turisme Comunitat Valenciana que concede a entidades locales enfocadas a la mejora y la competitividad de los recursos y destinos turísticos de la Comunidad.

De manera paralela, el Museo también ha solicitado la nueva certificación creada por el ICTE denominada Safe Tourism, en la que se certifica que las instituciones que la tengan cumplen con las condiciones de prevención óptimas en esta situación de emergencia sanitaria.

WordPress Video Lightbox Plugin