El Cementerio Municipal de Petrer abrirá mañana miércoles bajo unas estrictas medidas de seguridad y después de que se haya extremado la limpieza de zonas comunes como barandillas, papeleras y pasamanos. El camposanto abrirá de 9 de la mañana a 1 de la tarde, de lunes a viernes, por una única entrada y salida, la puerta de acceso nueva inaugurada hace unos años en la calle Mestre Casimiro Ruiz. La puerta que da al vial de acceso al barrio de San Rafael permanecerá cerrada.

El concejal del área, Fernando Díaz, ha explicado que habrá un control de accesos junto a la puerta para la toma de temperatura (a partir de 37,5º de temperatura corporal no se permitirá el acceso a las instalaciones) y la identificación del usuario a fin de llevar un control y su posible localización en caso de que coincida con alguien que pudiera estar infectado. Es obligatorio el uso de gel desinfectante para manos y guantes, que serán proporcionados a la entrada si no se dispone de ellos, así como de mascarillas, tanto para los empleados de la instalación municipal como para los usuarios.

Los aseos de uso público permanecerán cerrados y no se dispondrá de material como escobas o cubos de uso comunitario. Los usuarios tendrán que ir provistos de su propia botella o cubo, los grifos con agua corriente sí que se podrá utilizar, así como de escoba o de cualquier otro utensilio que necesite.

Todo los días, al cierre del camposanto, se desinfectará por parte de la empresa de mantenimiento concesionaria del servicio todo el mobiliario y elementos de uso público (escaleras, pasamanos, barandillas, pomos, bancos, papeleras, etc.)

La zona más nueva del cementerio, la que acoge por norma general los enterramientos más recientes, se ha señalizado con pintura horizontal en suelo y flechas, indicando recorridos direccionales únicos. Una medida ante la previsión de que estas zonas sean más utilizadas por las restricciones durante la Fase 0 de la pandemia en cuanto al número de familiares en los enterramientos.

WordPress Video Lightbox Plugin