En las próximas semanas las 15 nuevas parcelas se asignarán a las personas de la lista de espera del último sorteo de los huertos en agosto de 2020

Ferrusa ya dispone de 15 nuevos huertos ecológicos, con una superficie de 1.750 m², que se suman a los 16 ya existentes, tal y como ha explicado esta mañana Fernando Díaz, que hasta mediados de octubre ostentaba la concejalía de Medio Ambiente, ahora en manos del edil Harold Contreras, también presente en la rueda de prensa. De esto modo, Petrer cuenta con un total de 31 huertos ecológicos.

Díaz ha reseñado que “se trata de un proyecto que se remonta a 2019, aunque tuvimos que retrasarlo debido a la pandemia”. Ha añadido que “con esta importante ampliación de los huertos urbanos de Ferrusa damos un paso más en nuestro compromiso con el medio ambiente y con todas esas personas de Petrer que aman y están implicadas con la tierra y la naturaleza, facilitándoles un espacio saludable en el que ocupar el ocio y socializar a través del intercambio intergeneracional e intercultural”.

En las próximas semanas, desde la concejalía se procederá a asignar las 15 nuevas parcelas a las personas de la lista de espera surgida del último sorteo de los huertos, celebrado en agosto de 2020, en el que participaron un total de 46 vecinos.

El edil ha precisado “que esta adjudicación, a diferencia de lo que se viene haciendo, no se hará por dos años, sino por un solo año para que en la futura adjudicación se hagan las 31 parcelas a la vez”. La previsión es que el nuevo sorteo se celebre a partir de septiembre de 2021.

Los nuevos huertos cuentan con una superficie total de 1750 m², divididos en 15 parcelas de aproximadamente 60 m² cada una y una zona común de 208 m² con mesas y una compostadora comunitaria para la elaboración de compost.

La parcela donde se han habilitado los nuevos huertos está a diferente altura que la actual, por lo que el camino lateral de conexión de ambas va a permitir una función de mirador. Además, se ha incorporado vegetación arbórea caduca, adaptada al entorno, lo que permite sombra fresca en verano e insolación en el invierno. También se han incorporado al diseño setos que integran paisajísticamente el conjunto y parca la zona común y algunas zonas del huerto.

Con el fin de aumentar la sostenibilidad del proyecto, dada la importancia de una correcta gestión del recurso agua, se ha proyectado que las aguas pluviales se recuperen de nuevo para el riego por infiltración, para lo que se han dispuesto 4 zanjas de infiltración, que permitirán la infiltración de las aguas pluviales al subsuelo y su posterior aprovechamiento.

Díaz ha añadido que “tanto los ya existentes como los nuevos, son huertos en los que se potencia la agricultura ecológica para el autoconsumo o para fines benéficos, para lo que se forma a los participantes en las prácticas agrícolas tradicionales”.

Cabe recordar que los primeros huertos urbanos se pusieron en marcha en el año 2010, con una superficie de cerca de 2.000 m².

WordPress Video Lightbox Plugin