CAS | VAL
PATRIMONIO
El Castillo de Petrer

El Castillo de Petrer

Petrer se sitúa en la ladera de un cerro de la margen izquierda de la Rambla de Pusa, en el curso medio del río Vinalopó. Su origen se remonta a finales del siglo XII, cuando un contingente poblacional, probablemente de soldados del ejército almohade, fue licenciado en las tierras de Murcia en su retirada de la toma de Huete hacia el año 1172. De este modo, a lo largo del Vinalopó se creó una red de poblados fortificados -Villena, Sax, Petrer, Elda, La Mola, etc- cuyo objetivo era defender las vías de comunicación y frenar el avance de los reinos cristianos.

Algunos geógrafos andalusíes como Yaqut y Al-Himyari citan Hisn Bitrir -denominación originaria de Petrer- dentro de las dependencias de Murcia en al-Andalus.

Por el tratado de Almizra de 1244, Bitrir pasaba a ser territorio de la corona de Castilla y unos años después, el 20 de agosto de 1258, Petrer y su castillo fueron donados a Jofré de Loaysa, según privilegios otorgados por el Rey Alfonso X el Sabio en Segovia.

Entre los acontecimientos más destacados cabe citar la toma del Castillo de Petrer por Jaime I de Aragón el 19 de noviembre de 1265, ante la demanda de ayuda de su yerno, Alfonso X el Sabio de Castilla, para sofocar la rebelión de las poblaciones moriscas.

Aunque todas las plazas fueron devueltas a Castilla, por el pacto de Elche en 1305, y después de diversos años de enfrentamiento entre ambas coronas, los territorios hasta el río Segura, quedaban bajo el dominio del Reino de Valencia.
La villa de Petrer, perteneciente a la familia de los Loaysa, fue vendida en 1431 a Ximén Pérez de Corella, futuro Conde de Cocentaina, quien emprendió diversas reformas en el castillo.

En 1513, la villa y el castillo de Petrer fueron adquiridos por la familia de los Coloma, Condes de Elda a partir de 1577. Petrer perteneció al Condado de Elda hasta la abolición de los señorios a inicios del siglo XIX.

El Castillo-fotaleza de Petrer estuvo habitado por el Alcaide, su familia y un cuerpo de guardia hasta el siglo XVIII.

El castillo de Petrer entró en un estado de abandono y de ruina a partir de la abolición de los señorios en el siglo XIX. En 1968 el obispado de Orihuela cedió la propiedad al Ayuntamiento de Petrer, iniciando su restauración en el año 1974. Tras 10 años de restauración, en 1983 fue declarado Monumento Histórico Artístico de Interés Nacional.
DAMASO NAVARRO
Damaso Navarro

Damaso Navarro

El Museo Arqueológico y Etnológico Municipal "Dámaso Navarro", a pesar de su reciente creación y puesta en funcionamiento es una de las instituciones patrimoniales más destacadas de todo el Valle del Vinalopó, además de ser la sede del Centre d'Estudis Locals del Vinalopó. 

El edificio donde se emplaza el Museo, construido el año 1935, fue dispensario de salud y vivienda para maestros; en el 1964 se convirtió en Biblioteca Municipal y desde el año 1999, en sede del Museo. El 14 de Enero de 2002 el Museu Arqueològic i Etnològic Municipal "Dámaso Navarro" fue reconocido como  Museo permanente por la Conselleria de Cultura y Educación de la Generalitat Valenciana.
En la actualidad alberga importantes colecciones de carácter arqueológico y etnográfico, donadas y recuperadas por numerosos vecinos de Petrer y miembros del Grupo Arqueológico Local, interesados en la salvaguardar del Patrimonio.Con más de 620 m², cuenta con un salón de actos, taller didáctico, biblioteca, almacenes, taller, laboratorio, despacho de dirección, sala de exposiciones temporales, y dos salas permanentes, una de Arqueología y otra de Etnografia.

 

 

HISTORIA DE PETRER
La ocupación humana del término municipal de Petrer se remonta al periodo neolítico. En las partidas de El Chorrillo y de l'Almortxò se han localizado evidencias materiales datadas en el V milenio antes de Cristo. Sin embargo, hemos de esperar al 2100 antes de Cristo para documentar la ocupación plena de buena parte del término municipal, desarrollándose pequeños asentamientos de tipo "aldea" o "caserío", dedicados a la agricultura de cereales y a la cría de ganado.

Ahora bien, el origen del núcleo urbano de Petrer tiene su punto de partida en época andalusí, patente también en el paisaje. Fue Bitrir un núcleo islámico citado en la fuentes y en los itinerarios, posible cabeza de distrito administrativo, y un núcleo de importancia a tenor de la magnitud del Castillo de Petrer, construido en la segunda mitad del siglo XII.

EDIFICIOS RELIGIOSOS
Edificios Religiosos

Edificios Religiosos

Son cuatro los edificios religiosos construidos durante la época moderna en Petrer. La Iglesia Parroquial de San Bartolomé, aprovechando el solar en al que se ubicaba una iglesia anterior; La Ermita de San Bonifacio y La Ermita del Santo Cristo, ambos integradas desde el siglo XIX en el núcleo urbano de la población y la ermita de Catí, la única de  las conservadas en las partidas rurales.
RUTAS HISTÓRICAS
Rutas Históricas

Rutas Históricas

Petrer es uno de los municipios de la provincia de Alicante que más cambios y crecimiento ha experimentado en las últimas décadas, transformándose de un pueblo eminentemente agrícola y alfarera, en una ciudad industrial zapatera y marroquinera.

No obstante, la planificación urbanística ha facilitado la conservación de un destacado Patrimonio Histórico del que podemos disfrutar y enriquecernos.

Desde el Museo Arqueológico y Etnológico Municipal "Dámaso Navarro" se ofrece la posibilidad de realizar diversas rutas históricas por el casco histórico de la población, bien acompañados por personal del propio museo, bien de forma independiente. Junto a la señalización de las rutas en diversos lugares de la población y de los principales monumentos, también se ha editado un tríptico con los itinerarios aconsejados. Por un lado, se puede visitar el Petrer medieval, con la visita al Barrio antiguo y al Castillo; Se puede realizar la ruta del Petrer de época moderna (siglos XVII y XVIII) visitando las ermitas del Santo Cristo y de San Bonifacio, la zona tradicional de ubicación de los talleres alfareros Jardines del Alfarero Vulorum-, las plazas de Dalt y de Baix, el callejero y la Iglesia parroquial de San Bartolomé; o por último, un itinerario global que engloba buena parte de los edificios históricos de la población.
OTROS MONUMENTOS

ACUEDUCTO DE SAN RAFAEL

Situado sobre la rambla de Pusa, se trata de una canalización para abastecer de agua a la vecina población de Elda. En origen estaría integrado por seis arcos apuntados construidos muy probablemente en el siglo XVI. Consta de machones troncocónicos realizados en sillería de regular tamaño con un toro que hace las veces de imposta. Por encima arrancan los arcos apuntados de los que actualmente se conservan únicamente dos y tres pilares.

ARCO DEL CASTILLO

Arco situado en la actual calle del mismo nombre, realizado en mampostería y mortero de cal. En fechas recientes ha sido enlucido con yeso y cubierto con teja curva para evitar su progresivo deterioro. Se trata de un arco de medio punto correspondiente a uno de los antiguos accesos al castillo desde la villa de Petrer. Se emplaza en el camino natural de subida a la fortaleza. No tenemos documentación que nos informe sobre la fecha de su construcción, pero por sus características, es muy probable que fuese modificado bajo dominio cristiano -siglos XIV-XVI-, aprovechando las antiguas construcciones de tapial de época almohade. La calle Arco del Castillo está atestiguada desde 1853, al igual que el de la calle Arco de la Virgen, derruido en 1870.

PANTANO DE PETRER

Construcción hidraúlica de 1680 para mejorar y ampliar el regadío en los campos de cultivo. Está situado en el Estret de Catí, en un punto de confluencia de las aguas de dos barrancos. La presa está edificada fundamentalmente de mampostería formando una pared convexa a la corriente. Alcanza un altura máxima de 14 m., y una longitud de planta levemente poligonal de 47 m.