CAS | VAL
Pregón de Fiestas Patronales de 2018 de Antonio Navarro
06/10/2018

Pregón de Fiestas Patronales de 2018 de Antonio Navarro

PREGÓ DE FESTES DE LA VERGE DEL REMEI

Bona nit i benvinguts al inici de les nostres festes patronals en honor de la Verge del Remei, la Marideu per a nosaltres.

Muchas gracias alcaldesa, a ti y a todos los miembros de la Corporación Municipal que presides, por haber depositado en mi la confianza de ser esta noche el pregonero de nuestras fiestas patronales, encargo que recibo con profundo agradecimiento por el alto honor que supone tal responsabilidad.

Gracias Rubén, alcalde de Elda y concejales, por acompañarnos esta noche, ser bienvenidos.

Nos encontramos ante el inicio de unas fiestas fuertemente arraigadas en nuestro pueblo, días donde las familias se unen para compartir tiempo y vivencias, íntimos sentimientos y fe en su patrona, donde se conjuga armoniosamente religiosidad y actos populares y, todo ello, de la mano de la Concejalía de fiestas, de los vecinos de cada barrio, de la Iglesia y de la Cofradía de la Virgen del Remedio, para juntos organizar una amalgama de actos religiosos y cívicos, con un doble objetivo, honrar a nuestra patrona y disfrutar pasándolo bien todos juntos, a lo que se ha ampliado con la romería que se celebra para acercar las parroquias de San Bartolomé y la Cruz y con ello a los propios vecinos, dando un impulso más hacía la unidad de todos los petrerenses.

Y creo de justicia resaltar el magnífico trabajo que año tras año, vienen realizando las personas que componen la Cofradía, mujeres y hombres enamoradas de la Virgen del Remedio, con voluntad de cuidarla y mimarla, enfervorecidas de profunda devoción y fe, que cada año se esmeran en celebrar estas fiestas que heredamos de nuestros antepasados, que se encuentran fuertemente arraigadas entre nuestros convecinos, y que nos permiten convivir con nuestras familias y con nuestros amigos, compartiendo afectos y profundas creencias.

Pero el trabajo de la Cofradía de la Virgen del Remedio no se limita a organizar, junto con la Iglesia y el párroco los actos religiosos, han tenido la habilidad y la sensibilidad, de buscar un espacio a la solidaridad, a la preocupación por nuestros semejantes, al buscar y encontrar, una oportunidad para ayudar a las personas en situación de necesidad, para ello, han sabido, con enorme acierto, reconducir el acto de la ofrenda de flores para convertirlo en un acto solidario, donde todas las personas que participan en él, pueden sustituir las flores por ayuda alimentaria, lo que se traduce, días después, en familias que recibirán el alimento que su precaria situación personal les niega. Seguid así, amigas y amigos, demostrar, como lo estáis haciendo, que siempre hay un espacio para la solidaridad.

En este poble (el nostre) se m'ha brindat l'oportunitat personal de fer moltes coses, he treballat en diferents activitats i, amb els meus errors i els meus encerts, no renuncie a res del que he pogut fer, em trobe altament satisfet del meu balanç personal, però res d'això haguera sigut possible si, en cada ocasió no m'haguera rodejat de persones amb les quals he format equip i amb les que he pogut treballar braç a braç, sumant capacitats i fent-nos forts els uns als altres, la qual cosa significa que el mèrit, d’allò que hàgem pogut fer bé, no és només meu, és del conjunt de persones que m'han acompanyat en cada viatge, pel que de forma genèrica només puc dir GRÀCIES A TOTES."

Pero tampoco me hubiera sido posible trabajar en las cuestiones en que lo he hecho, sin la incondicional y firme ayuda de mi familia que siempre, siempre, han estado a mi lado y de forma muy especial, la persona junto a la cual he caminado por la vida y sigo haciéndolo, que ha sido mi apoyo y mi consejera y que en los momentos difíciles, que también los ha habido, no se ha separado de mí, me refiero, como ya os podéis imaginar a mi mujer y gran amor.

Recuerdo con cariño muchas de las cosas en las que he tenido la oportunidad de trabajar, todo lo hecho ha sido por mi propia voluntad, nadie me ha obligado nunca, pero si hay cosas que han marcado mi vida, y probablemente mi forma de ser, son precisamente esas actividades sociales que, siendo apenas un adolescente, comenzaron con el recordado Club de la Juventud, el Centro Excursionista y, simultáneamente, con una intensa actividad de carácter religioso integrado en la J.I.C. de la que fui un activo militante hasta bien entrada mi edad juvenil y que, a buen seguro, fueron determinantes  para forjar mi carácter y mi forma de entender la vida en sociedad.

Però cal parlar i per aixó estem ací de les nostres festes patronals i, en arribar a este moment, els convide a fer un exercicí per a recordar temps passats, els convide a  viatjar en el temps i, en primer lloc, dedicar, durant uns segons, un afectuós record a aquelles persones que cada u tenim en la ment i en el cor, eixes persones que en díes com els que anem a viure des de ja mateix, van compartir amb nosaltres vivències, alegries i com no, taula i mantel, però sobretot i per damunt de tot, afectes sincers. I arribat aquest punt, no puc deixar de recordar els meus pares i la meua germana que hui es trobarien molt feliços de veure al seu fill i germà en aquest balcó, va una besada per a ells amb el vostre permís.

I en eixe viatge en el temps, els majors, recordem quan la banda de música militar del Regiment de “San Fernando” d'Alacant, acudia cada any a delectar-nos amb les seues brillants interpretacions musicals, quan eixíem a rebre-la i l'acompanyàvem en “passacarrer” i els concerts que ens oferia sobre els “tablaos” que es muntaven a l'inici de l'esplanada i del carrer Gabriel Payá. “Tablaos” que s'adornaven amb branques de pi (eren altres temps, pocs diners i molta imaginació) ."

També recordarem com, en el carrer de la Marideu, les veïnes l’adornaven amb tests de plantes que anaven cuidant al llarg de l’any, mentres els veïns penjaven banderetes de u a altre balcó, i el millor ¡tots a una! és tractava de divertir-se i viure-les el millor possible.

Y cada año, en noches como esta, acudíamos, como ahora, a escuchar la salve marinera, interpretada por el coro compuesto por personas amantes de este acto y que disfrutan con su interpretación, siempre a las 12 de la noche, era, es, la noche de la alborada, nuestra gran noche, y a continuación el castillo de fuegos artificiales. Cada uno buscábamos el mejor lugar para verlo, nos daban tiempo para llegar al espacio elegido y lo disfrutábamos ¡vaya si lo disfrutamos!, bendita la actual imagen de los fuegos artificiales lanzados desde nuestro emblemático castillo.

El día de la Virgen, misa mayor, ese día estrenábamos la ropa que días antes nos habíamos comprado en alguna de las tiendas que habían en Petrer, Manolí el bebé, Leonoreta, Paquita, ¿Os acordáis? lo peor es que a veces coincidíamos (sobre todo los jóvenes) con la misma línea de ropa, alguna ocasión me viene a la memoria y seguro que a vosotros también, menudo espectáculo, en la procesión unos tras otros, todos iguales, ¿Recordáis aquellas prendas confeccionadas con lana y skay¿ venderían decenas, daba igual que hiciera frio o calor, ese día había que estrenar chaqueta. A mediodía, como ahora, la “mascletá”, y por la tarde procesión donde participaba buena parte del pueblo.    

Como veis, poco más o menos igual que ahora, pero en ese viaje por el tiempo, nos encontramos que la fiesta prácticamente se limitaba a los actos religiosos y es, en el año 1979, con la llegada de la democracia, que se abrió a los barrios, a la participación ciudadana. Los primeros años sobre todo, en una explosión  de actividad que hacía que resultara imposible ir a todos los sitios, actividades sociales, deportivas, lúdicas, adorno de calles, comidas, cenas y todo esto y mucho más se desarrollaba con la entusiasta participación de los vecinos de cada barrio. Y ya por la noche conciertos, con importantes actuaciones que difícilmente estarían a nuestro alcance sin la apuesta del ayuntamiento.

A partir de ese año, se dio un fuerte impulso y se propició que la fiesta se celebrara a lo largo y ancho de todo el pueblo, con participación vecinal, pero sobre todo, colectiva. Comenzaron a adornarse muchas de nuestras calles, con pinturas y objetos decorativos, era realmente una gozada pasear por este pueblo durante aquellos días, lamentablemente esta costumbre ha ido decayendo y quizá podríamos comenzar a replanteárnoslo, sobre todo porque al ser una actividad compartida por la vecinos de cada calle o barrio, supone unirlos junto a un proyecto común.

Y todo eso, de la mano de, mi querido amigo Carlos Cortés Navarro, tristemente fallecido hace escasas fechas. Él, en su calidad de Regidor de Cultura y festejos fue la persona que apostó firmemente por esta celebración festiva dándole un fuerte impulso desde la comisión de fiestas a la que tuve el privilegio de pertenecer, y desde donde se creyó que estas fiestas patronales eran de todos y para todos, conjugando armoniosamente religiosidad y actividades sociales.

Es en esa época, cuando Carlos me propuso que dirigiera la que por entonces se llamaba: Programa de fiestas de la Virgen del Remedio, acepté, ¡como no iba a hacerlo si me lo pedía él! Asumida la responsabilidad y fiel a mi estilo de trabajar, formé una comisión y comenzamos a desarrollar la tarea encomendaba, tuvimos claro ¡desde el minuto uno! que había que darle un impulso y cambiarla, decidimos que había que dirigirla hacía una revista de mayor calidad en su contenido y ahí, con esa premisa, en el año 1979, nació la revista FESTA, durante nueve años la editamos por la citada comisión, hasta que entendí, que había que dar un paso adelante y propuse, la profesionalización de su dirección, con el magnífico resultado que se ha alcanzado ¡una revista de alta calidad y contenidos de mucho nivel! gracias, por supuesto, al trabajo de las personas que han venido dirigiéndola con maestría y eficacia.

Però no sols la participació i l’edició de la revista Festa, altres coses li devem l’inici de la democracia, les carasses havíen estat prohibides des d’anys arrere i la seua recuperació, era un repte, no pareixia fàcil d’aconseguir, la pregunta era ¿com garantim la seguretat sense descobrir la identitat de cada carassa? i per a resoldre este problema, se’ns va ocórrer el numerar-les preservant la seua identitat, i així només es coneixeria la persona que els retirava, va ser un altre fet que es va aconseguir amb una alta participació. Recorde que u dels anys, l’últim dia, es va superar la xifra de mil participants, un fet mai tornat aconseguit, pero al menys any darrere d’any, les carasses, passades les días de festa, tornen a recórrer els carrers amb el clásic “em coneixes”, el nostre compromís, fins ara, seria donar-li impuls i fer-les créixer, és una tradició molt nostra i sería de lamentar que es perdera.
Petrer, és un poble molt dinàmic i, al voltant de les festes patronals, altres actes també comencen a formar part de la nostra vida festera, en les setmanes prèvies a la festa patronal i així ha sigut aquest any, els “autos locos” prenen el carrer, de la mà del Grup Kaskaruja, el mercat romà, i per al 9 d’octubre, els Correfocs que cada vegada tenen més acceptació i, de tot això, podem sentir-nos molt satisfets.

I arribat aquest moment, pot ser toca anunciar que des de ja, estem de festa, que cal que tots ens posem en marxa i participem de les actes que s’han organitzat, que devem disfrutar-los i viu-los amb passió, compartint cada instant, cada moment, convivint els uns amb els altres, família, amics, veïns, tots junts. Es un moment on podem convidar a tots aquells que s’apropen a Petrer i tothom serà benvingut, aquest poble és acollidor, amigable i enamorat de les seues tradicions que, no sols respectem sinó que primer es fem nostres i després les potenciem per a fer-les créixer i millors. Però per a poder avançar, hem d’estar junts i encabotats en tirar endavant. Per tot això i per molt mes, els desitge a tots que passeu unes molt felices festes de la Mare de Déu del Remei, la nostra Patrona.

¡¡VISCA PETRER!!
¡¡VISCA LA MARE DE DÉU DEL REMEI!!
¡¡VISCA LA  BONA GENT DE PETRER!!

Bones festes y moltes grácies.