CAS | VAL
Petrer celebra Santa Bárbara en el castillo
29/11/2017

Petrer celebra Santa Bárbara en el castillo

El domingo 3 de diciembre, la fortaleza abre sus puertas para
rememorar la antigua tradición de los petrelenses de subir al castillo
el día de Santa Bárbara. El calabozo de la torre solo se abre al público dos veces al año, para la celebración de Santa Bárbara y durante las jornadas del patrimonio.

Por segundo año consecutivo, desde la Concejalía de Cultura y Patrimonio se ha organizado una actividad especial para conmemorar el día 4 de diciembre, efeméride de Santa Bárbara, fecha en el que, desde principios hasta mediados del siglo XX, existía en Petrer la tradición de subir al castillo para escribir en los muros de la fortaleza los nombres de los vecinos y vecinas.

Para rememorar esta tradición, el domingo 3 de diciembre, el castillo abrirá sus puertas para recibir a todos los visitantes que quieran conocer el calabozo de la torre y descubrir los grafitos históricos del siglo XVI y otros más recientes hechos con carboncillo de la década de los 30, algunos de ellos realizados el día de Santa Bárbara, sobre los muros de la mazmorra. Desde las 11 hasta las 13 horas, el personal del Museo Dámaso Navarro se encargará de enseñar estos grafitos históricos, además de explicar el laberinto grabado en el calabozo y que fue objeto de un completo estudio por parte de un equipo de investigadores ingleses.

Los visitantes que el próximo domingo 3 decidan subir hasta el castillo también tendrán la oportunidad de escribir sus nombres o dedicatorias sobre un panel de grandes dimensiones, rememorando una tradición que finalizó con la restauración del castillo en la década de los setenta.

La celebración especial del día de Santa Bárbara en Petrer se cerrará, a partir de las 13 horas, con un concierto en la sala noble del castillo a cargo de Pepe Payá, presidente de la Asociación de Guitarra Clásica PIMA. Bajo el título “Música entre murallas”, el guitarrista petrelense interpretará varias piezas para guitarra compuestas desde el período renacentista, en consonancia con el entorno monumental. La entrada es libre y gratuita limitada al aforo de la sala noble, sin necesidad de inscripción previa.